Alinear o no alinear, esa es la diferencia

Una vez tuve un jefe, un jefe que me daba el tostón (y soy muy benébola con el adjetivo) con el tema de alinear, todo, absolutamente todo, debía estar en el sitio indicado, no había otra opción, no había dudas.

Yo odié tanto esa obsesión que curiosamente y sin darme cuenta la he interiorizado de forma que no verás en mis diseños o en mis fotos nada fuera de esas proporciones, o por lo menos eso intento.

Esa obsesión es también sello indiscutible de diseñadores, fotógrafos y directores de cine como es el caso de este vídeo, no creo que haya otro mejor que enseñe las perspectivas perfectamente simétricas de Kubrick aunque yo soy más del 1/3.

Y por cierto, aprovecho para dar un saludo bien fuerte al que fue mi jefe: Santi, no sabes lo que me acuerdo de ti ¡gracias por enseñarme tanto!

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags

© 2017 por Lorena ·  La Pantonera Negra

LA PANTONERA NEGRA / comunicació i disseny emocional

  • Instagram
  • LinkedIn